El Ajo Negro

Existen muchos estudios modernos que  relacionan el consumo de ajo en la alimentación con la prevención y la mejora de la salud.

El ajo negro se elabora a partir del ajo (Allium Sativum) envejecido mediante un proceso controlado de temperatura y humedad,  lo que  multiplica sus nutrientes y propiedades notablemente, resultando un producto con altísimos niveles de antioxidantes entre 8 y 10 veces mayor es a los del ajo fresco y aportando todos los aminoácidos esenciales.  Su textura es suave y tierna su gusto presenta matices de ajo horneado y moras confitadas se puede consumir crudo o como aderezo de cualquier tipo de plato.

También se puede tomar en forma de tintura.

¿Por qué tintura de ajo negro?.  Primeramente el ajo negro ha concentrado y madurado más nutrientes saludables que el ajo fresco, en segundo lugar,  la tintura extrae concentra y facilita enormemente la asimilación de estos nutrientes por parte del organismo. 

Ajo negro abierto

PROPIEDADES

  • Nos ayuda a combatir el estrés.
  • Contribuye a mantener la función saludable del hígado.
  • Contribuye a la salud y cuidado del sistema circulatorio,  capilares,  venas y arterias.   El ajo contribuye simultáneamente a relajar las paredes arteriales y venosa,  a mejorar la circulación sanguínea y la microcirculación.
  • Nos ayuda a mantener una tensión arterial saludable y a regular los lípidos en sangre.
  • Además el ajo negro es una fuente de rica en antioxidantes.
  • Participa activamente en el equilibrio metabólico de grasas,  triglicéridos y colesterol.
  • El ajo se ha usado de forma tradicional por su importante capacidad para fortalecer el sistema inmunológico de forma generalizada.
  • El  ajo tiene un conocido efecto antibacteriano y antiseptico por ejemplo contra mohos,  levaduras,  y bacterias patógenas.
  • Ayuda a fluidificar  las secreciones bronquiales,  de garganta y nasales.
  • Por todos estos motivos el ajo es también un colaborador inmejorable para mantener la función saludable del sistema respiratorio en óptimas condiciones.

 

Las semillas de Chía

Las semillas de chía son uno de los alimentos más sanos del planeta. Están llenas de nutrientes con importantes beneficios para el cuerpo y la mente.

Les mostramos algunos beneficios para la salud de las semillas de chía, verificados por estudios en humanos.

Las semillas de chía tienen una gran cantidad de nutrientes con muy poquitas calorías.

Las semillas de chía son unas semillas pequeñitas negras provenientes de la planta salvia hispánica ,relacionada con la menta. Esta planta crece originalmente en Sudamérica. Las semillas de chía eran un alimento muy importante para los aztecas y los mayas, las apreciaban por su habilidad para ofrecer una energía constante (de hecho, chía, es la antigua palabra maya para la fuerza). Pero es hoy en día cuando se ha reconocido a la chía como un super alimento.

Dos cucharadas de chía contienen:

Fibra: 11 grs.

Proteína: 4 grs.

Grasas: 9 grs. (5 de los cuales son Omega 3 ).

Calcio: 18 % de la cantidad diaria recomendada.

Manganeso: 30% de la cantidad diaria recomendada.

Magnesio: 30% de la cantidad diaria recomendada.

Fósforo: 27% de la cantidad diaria recomendada.

También contienen una buena cantidad de zinc, vitamina B3 (niacina), potasio, vitamina B1 y vitamina B2.

Las semillas de chía son un grano completo y normalmente están cultivadas de forma orgánica. No han sido genéticamente modificadas y son naturalmente libres de gluten.

En dos cucharadas de chía hay doce gramos de carbohidratos, pero once de ellos son fibra que no es digerida por el cuerpo. La fibra no eleva el nivel de azúcar en sangre por lo cual no requiere insulina para asimilarse así que no podría contarse como un azúcar. El contenido real de carbohidratos por lo tanto sería sólo de un gramo, lo que es muy bajo. Gracias a su fibra especial, las semillas de chía pueden absorber de diez a doce veces su peso en agua convirtiéndose en una sustancia parecida a un gel que se expande por el estómago, incrementando la sensación de saciedad y ayudando a que se absorba lentamente su comida, de manera que sería un buen aliado para las dietas de control de peso.

Otra de las razones por las que las semillas de chía son tan buenas es por su alta cantidad de antioxidantes. Estos antioxidantes impiden que las delicadas grasas de las semillas se vuelvan rancias. Los antioxidantes son importantes para luchar contra el exceso de producción de radicales libres que pueden dañar a las células y contribuir al envejecimiento prematuro y enfermedades como el cáncer.

Las semillas de chía son muy altas en proteínas de gran calidad.

Contienen alrededor del 14% de proteína, lo que es muy alto comparado con la mayoría de las plantas.

Se sabe que una alta ingesta de proteínas reduce el apetito y las ganas de comer entre horas.

Visto todo lo anterior se puede deducir que las semillas de chía le puede ayudar a perder peso en caso de obesidad.

 

Las semillas de chía son muy altas en ácidos grasos omega-3.

De hecho las semillas de chía contienen más omega-3 proporcionalmente que el salmón.

 

Tienen muchos nutrientes buenos para los huesos.

Por ejemplo calcio, fósforo, magnesio y proteína.

Su contenido en calcio es impresionante, 18 % de la cantidad diaria recomendada en sólo dos cucharadas. Mucho más proporcionalmente que cualquier producto lácteo.

chia2

 

Como tomar las semillas de chía.

Es muy fácil adaptar las semillas de chía a su dieta, ya que tienen un sabor muy neutro y las puede mezclar con casi todo.

Pueden tomarse crudas, mezcladas con zumos, añadidas en cualquier postre o alimento cocinado.

Pueden echarse por encima de los cereales, yogur, vegetales o platos de arroz.

Ya que pueden absorber tanto agua como grasa pueden usarse para espesar salsas e incluso usarse como sustituto del huevo en algunas recetas.

También puedes crear un gel mezclándolas con agua, y una exquisita bebida mezclando un litro de agua con dos cucharadas de chía, zumo de limón y endulzante natural.

¿Conoces el Azuki?

El azuki (Vigna angularis) es un tipo de alubia que se cultiva en Extremo Oriente y el Himalaya. por su sabor suave, en Asia suele emplearse también para elaborar dulces.

Su alto contenido en fibra facilita el tránsito intestinal.

Aporta sensación de saciedad ya que contribuye a que el vaciado gástrico sea lento pero constante, por lo que también contribuye a mantener normales los niveles de glucosa.

Tiene un alto contenido en proteínas en torno al 20 % y aporta todos los aminoácidos esenciales cuya ingesta es imprescindible.

Contienen minerales como el hierro fósforo o magnesio.

Aporta vitaminas del grupo B.

azuki2

¿Cómo añadir el azuki en nuestra dieta?

Como casi todas las legumbres se recomienda lavarlas y dejarlas en remojo al menos ocho horas,la noche anterior por ejemplo, después se aclaran y escurren y desde ahí podemos :

  • Hervirlas en agua o caldo vegetal hasta que estén hechas.
  • Escurrirlas y añadirlas a ensaladas o emplear las para elaborar patés untables.
  • También pueden usarse para elaborar una pasta dulce que puede usarse como relleno en repostería.

Conoces el Amaranto?

El Amaranto es considerado un pseudo cereal, al igual que la Quinoa, ya que tiene propiedades similares a estos aunque realmente no lo sea. Su grano es una semilla muy pequeñita de color pálido.

¿Cuáles son sus propiedades?

* Es un cereal sin gluten.

* Es muy rico en calcio.

* Es de alto valor nutritivo y muy digestivo.

* Tiene un alto contenido en proteinas y hierro, por lo que personas con dietas vegetarianas se beneficiarán de su consumo.

* Su grasa es rica en ácidos grasos esenciales.

 

¿Cómo tomarlo?

Puedes añadir unas cucharaditas de amaranto hinchado a tu desayuno.

El grano puede cocerse y añadirse a ensaladas, sopas, guisos o usarse para rellenar verduras.

Puedes elaborar palomitas de amaranto si lo tuestas ligeramente en una sartén hasta que el grano estalle.

 

Producto disponible en Eco Lifestyle

Conozca la avena

Existen muchas variedades de avena pero las que más se cultivan son la avena sativa y la avena byzantina.

Su consumo es muy aconsejable ya que:

Es muy digestiva.

Contiene betaglucanos que contribuyen a regular el nivel de azúcar en sangre y a controlar los niveles de colesterol.

Es muy rica en fibra soluble por lo que dificulta la absorción del colesterol LDL malo, y, además resulta muy saciante.

Estimula las glándulas tiroides y por tanto contribuye a metabolizar las grasas.

Proporciona hidratos de carbono de absorción lenta,  por lo que es apropiada para las personas que consumen mucha energía,  como los deportistas.

wpid-ho4gzgurhf.png

 

Cómo preparar la avena?

Los copos de avena pueden remojar en leche o zumos y consumirse como desayuno o merienda. También pueden cocerse para elaborar papillas dulces o saladas.

La avena en grano requiere dejarlas en remojo una noche antes de su cocción. Después, se cuece con el doble o triple de agua durante unos 40-50 minutos. Puede usarse como guarnición o mezclarse con verduras en guisos.

Los copos y la harina de avena sirven para espesar sopas y cremas o elaborar una suave bechamel.

 

Beneficios del Aceite de Coco

 

El Aceite de Coco es uno de los pocos alimentos que puede considerarse “superalimento”. Su combinación única de ácidos grasos de cadena media puede producir inmensos beneficios en su salud. Estos beneficios incluyen por ejemplo la pérdida de peso, la mejora de la función cerebral y una larga lista de efectos que no querrá dejar pasar. Estos son los 10 principales beneficios que conlleva el consumo de Aceite de Coco Virgen y que han sido confirmados con estudios científicos que avalan estas estas afirmaciones.

1. El Aceite de Coco contiene una combinación única de Ácidos Grasos que lo dotan de propiedades medicinales muy potentes

Propiedades Medicinales del Aceite de Coco

En el pasado, se demonizó el uso del Aceite de Coco porque se trata de una grasa saturada. De hecho, el Aceite de Coco es uno de los pocos aceites de origen vegetal rico en grasas saturadas, con casi un 90% de su composición basada en ácidos grasos saturados. Sin embargo, todos los nuevos estudios apuntan a que el uso de las grasas saturadas en la alimentación es inofensivo y está más que demostrado que no existe relación alguna entre su consumo y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, como le han hecho creer todos estos años. Además, el Aceite de Coco no contiene las grasas saturadas habituales que se encuentran en la carne roja o en el queso. Al contrario, contiene unas grasas llamadas triglicéridos de cadena media, que también se encuentran en la leche materna, y que está más que demostrado que son altamente beneficiosos para el organismo. Los ácidos grasos de cadena media se metabolizan de manera diferente a como lo hacen los ácidos grasos de cadena larga, los habituales en la dieta. En concreto, pasan directamente al hígado desde el tracto digestivo, donde se utilizan como fuente inmediata de energía o se convierten en cuerpos cetónicos, que entre otras cosas pueden tener efectos terapeúticos en el cerebro de los pacientes de enfermedades como la epilepsia o el Alzheimer.

2. Las poblaciones que toman mucho Aceite de Coco están entre las más saludables del planeta

Tribu Tokelau

Podemos considerar el coco es una comida exótica en el mundo occidental, consumido principalmente por personas que se preocupan por su salud. Sin embargo, en algunas partes del planeta, es coco es uno de los cimientos de la alimentación desde tiempos ancestrales. El mejor ejemplo lo encontramos en las poblaciones que viven en el pacífico sur. Por ejemplo, la tribu de los Tokeluanos ingiere un 60% de sus calorías diarias del coco y son los mayores consumidores de grasa saturada del planeta. Esta tribu disfruta de una excelente salud y no hay evidencias de enfermedades cardiovasculares entre sus miembros. Otro ejemplo similar es el de los Kitavans, con similares resultados.

3. El Aceite de Coco puede acelerar tu metabolismo haciéndote perder más grasa

Adelgazar con Aceite de Coco

La obesidad es uno de los mayores problemas con que nos enfrentamos en esta época. Mientras algunas personas siguen estancadas en la falsa creencia de que todo se debe a una suma y resta de calorías, la realidad es bien distinta:
es igual de importante, si no más, controlar la procedencia de las calorías. No es lo mismo 10 calorías procedentes de carbohidratos, que de proteínas, o, como en el caso del Aceite de Coco, de la grasa saturada. Es un hecho científico probado que los distintos alimentos tienen efectos en nuestro organismo y sus hormonas de distinto modo. En este sentido, una caloría no es “una caloría”. Los triglicéridos de cadena media presentes en el Aceite de Coco pueden incrementar el gasto energético del organismo cuando los comparamos con la misma cantidad de calorías procedentes de los ácidos grasos de cadena larga. Un estudio reciente descubrió que ingerir entre 15 y 30 gramos diarios de triglicéridos de cadena media puede acelerar nuestro metabolismo hasta en un 5%, o lo que es lo mismo, unas 120 kcal para la mayor parte de las personas.

4. El Ácido Laúrico presente en el Aceite de Coco puede matar bacterias, virus y hongos, ayudando a eliminar infecciones

Bacteria Helico Pylori

El Ácido Laúrico supone casi el 50% del total de los ácidos grasos presentes en el Aceite de Coco. Cuando el Aceite de Coco es digerido enzimáticamente, se forma un monoglicérido llamado monolaurina. Tanto el ácido Laúrico como la monolaurina pueden matar patógenos como la bacteria, el virus o los hongos. Estas dos sustancias se ha demostrado que pueden matar, por ejemplo, la bacteria Staphylococcus Aureus (un patógeno muy peligroso) y el hongo en forma de levadura Candida Albicans, una fuente habitual de infección en la especie humana.

5. El Aceite de Coco puede reducir tu apetito, ayudándote a comer menos sin tan siquiera intentarlo

El azúcar en nuestra dieta

Unos de los aspectos más interesantes del Aceite de Coco es que puede reducir tu apetito. Esto puede deberse a como los ácidos grasos que contiene son metabolizados, porque los cuerpos cetónicos que se forman puedencontribuir a reducir el apetito. En un estudio reciente, se suministró distintas cantidades de ácidos grasos de cadena media y larga a 6 adultos sanos. Los hombres que consumieron la mayor parte de los ácidos grasos de cadena media, comieron a lo largo del día 256 calorías menos de media que aquellos que tomaron ácidos grasos de cadena larga. En otro estudio similar en 14 varones sanos, se descubrió que aquellos que desayunaban más ácidos grasos de cadena media comían significativamente menos calorías durante el almuerzo. Estos estudios fueron cortos y realizados con pocas personas, pero si los efectos persisten en el tiempo, podría tener una influencia demoledora en la masa corporal de los sujetos en un período de varios años.

6. Los ácidos grasos presentes en el Aceite de Coco se transforman en cuerpos cetónicos, que pueden reducir las convulsiones

Salud Familiar

La dieta cetogénica (muy baja en carbohidratos y rica en proteína y grasa) se está estudiando actualmente para tratar distintos tipos de enfermedades. El mejor uso terapéutico de esta dieta conocido hasta el momento es para tratar niños enfermos de epilepsia. En esta dieta se ingieren muy pocos carbohidratos y grandes cantidades de grasa, lo que produce un aumento de la concentración de cuerpos cetónicos en la sangre. Por algún motivo que se está estudiando, esto produce que los ataque epilépticos cesen en los niños que los sufren, incluso en aquellos que no han obtenido beneficio alguno de la medicación suministrada. Como los triglicéridos de cadena media contenidos en el Aceite de Coco se transforman en cuerpos cetónicos en el hígado, el Aceite de Coco suele usarse en estos pacientes para inducir la cetosis.

7. EL Aceite de Coco puede mejorar tu nivel de colesterol en sangre y reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.

Portada Revista Time

El Aceite de Coco está cargado de grasas saturadas que no afectan el perfil lípido de la sangre como erróneamente se ha creído durante mucho tiempo. Las grasas saturadas elevan el HDL (colesterol bueno) y cambian el LDL por un subtipo más benigno. En un estudio realizado con 40 mujeres, el Aceite de Coco redujo el colesterol total y el LDL al tiempo que elevó el HDL cuando se le comparó con la ingesta de aceite de soja. En otros estudios llevados a cabo con ratas se ha demostrado que la ingesta de Aceite de Coco reduce los triglcéridos, el colesterol total, el LDL y aumenta el HDL, mejora la coagulación y el estado antioxidante de la sangre. Esto mejora los riesgos de contraer enfermedades cardiovasculares a largo plazo.

8. El Aceite de Coco puede proteger el cabello del deterioro e hidratar la piel

El cabello se nutre con Aceite de Coco

Además de para comer, el Aceite de Coco es muy útil en otro tipo de aplicaciones. Muchas personas lo utilizan con fines cosméticos, consiguiendo mejorar la salud y el aspecto de su piel y su cabello. Los estudios llevados a cabos en individuos con piel seca muestran que el Aceite de Coco mejora la hidratación de su piel y el contenido lípido de esta,. Además, el Aceite de Coco puede proteger tremendamente el cabello y nutrirlo. Otras aplicaciones cosméticas del Aceite de Coco incluyen su uso como dentífrico, y, sobre todo, como enjuague bucal, que se ha demostrado que puede matar bacterias en la boca, mejorando la salud dental y eliminando el mal aliento.

9. Los ácidos grasos presentes en el Aceite de Coco pueden incrementar la función cerebral de los pacientes de Alzheimer

El Aceite de Coco y el Alzheimer

El Alzheimer es una de las mayores causas de demencia senil y ocurre principalmente en la población más mayor. En los pacientes de Alzheimer, parece que el cerebro pierde la capacidad de utilizar la glucosa como energía. Los cuerpos cetónicos pueden proporcionar esta energía al cerebro y los investigadores están especulando con la idea de incrementar la cantidad de cuerpos cetónicos en la sangre para mejorar las funciones cerebrales de los pacientes y reducir los síntomas del Alzheimer. En un estudio llevado a cabo en 2006, el consumo de triglicéridos de cadena media en pacientes de Alzheimer moderado produjo una inmediata mejoría en su función cerebral. Otros estudios ofrecen los mismos resultados y por ello se están llevando a cabo estudios más intensivos con los triglicéridos de cadena media para su uso potencial terapéutico en pacientes con Alzheimer.

10. El Aceite de Coco puede hacerte perder grasa, especialmente la peligrosa grasa abdominal

Grasa abdominal en mujeres

Dado que el Aceite de Coco puede reducir el apetito e incrementar el ritmo al que se quema la grasa, parece lógico que te pueda ayudar a perder peso también. El Aceite de Coco parece ser bastante adecuado para reducir la grasa abdominal, esa que se encuentra rodeando a los órganos vitales y que es de sumo riesgo. Esta grasa, también conocida como grasa visceral, es la más peligrosa y se asocia comúnmente con muchas enfermedades del mundo occidental. El contorno abdominal se mide con facilidad con una cinta métrica y es un buen indicador de la cantidad de grasa visceral que tenemos. En un estudio llevado a cabo con 40 mujeres con obesidad abdominal, suplementando su dieta con 30ml de Aceite de Coco al día redujo tanto su índice de masa corporal como su perímetro abdominal en un período de sólo 12 semanas. En otro estudio con 20 hombres obesos se notó una reducción en el perímetro abdominal de 2,86cm después de sólo 4 semanas tomando 30ml de Aceite de Coco al día. Aunque estas cifras puedan no parecer demasiado grandes, no hay que perder de vista el hecho de que ni realizaron ejercicio físico alguno ni redujeron en absoluto su ingesta calórica. Simplemente añadieron Aceite de Coco a su dieta habitual.

De modo que si necesitaba alguna razón científica para empezar a consumir Aceite de Coco, aquí le hemos dejado 10. No lo dude, comience a beneficiarse de los beneficios del consumo de Aceite de Coco desde hoy mismo.

 

Fuente: www.aceitedecoco.org