Conozca la avena

Existen muchas variedades de avena pero las que más se cultivan son la avena sativa y la avena byzantina.

Su consumo es muy aconsejable ya que:

Es muy digestiva.

Contiene betaglucanos que contribuyen a regular el nivel de azúcar en sangre y a controlar los niveles de colesterol.

Es muy rica en fibra soluble por lo que dificulta la absorción del colesterol LDL malo, y, además resulta muy saciante.

Estimula las glándulas tiroides y por tanto contribuye a metabolizar las grasas.

Proporciona hidratos de carbono de absorción lenta,  por lo que es apropiada para las personas que consumen mucha energía,  como los deportistas.

wpid-ho4gzgurhf.png

 

Cómo preparar la avena?

Los copos de avena pueden remojar en leche o zumos y consumirse como desayuno o merienda. También pueden cocerse para elaborar papillas dulces o saladas.

La avena en grano requiere dejarlas en remojo una noche antes de su cocción. Después, se cuece con el doble o triple de agua durante unos 40-50 minutos. Puede usarse como guarnición o mezclarse con verduras en guisos.

Los copos y la harina de avena sirven para espesar sopas y cremas o elaborar una suave bechamel.

 

Deja un comentario