Las semillas de Chía

Las semillas de chía son uno de los alimentos más sanos del planeta. Están llenas de nutrientes con importantes beneficios para el cuerpo y la mente.

Les mostramos algunos beneficios para la salud de las semillas de chía, verificados por estudios en humanos.

Las semillas de chía tienen una gran cantidad de nutrientes con muy poquitas calorías.

Las semillas de chía son unas semillas pequeñitas negras provenientes de la planta salvia hispánica ,relacionada con la menta. Esta planta crece originalmente en Sudamérica. Las semillas de chía eran un alimento muy importante para los aztecas y los mayas, las apreciaban por su habilidad para ofrecer una energía constante (de hecho, chía, es la antigua palabra maya para la fuerza). Pero es hoy en día cuando se ha reconocido a la chía como un super alimento.

Dos cucharadas de chía contienen:

Fibra: 11 grs.

Proteína: 4 grs.

Grasas: 9 grs. (5 de los cuales son Omega 3 ).

Calcio: 18 % de la cantidad diaria recomendada.

Manganeso: 30% de la cantidad diaria recomendada.

Magnesio: 30% de la cantidad diaria recomendada.

Fósforo: 27% de la cantidad diaria recomendada.

También contienen una buena cantidad de zinc, vitamina B3 (niacina), potasio, vitamina B1 y vitamina B2.

Las semillas de chía son un grano completo y normalmente están cultivadas de forma orgánica. No han sido genéticamente modificadas y son naturalmente libres de gluten.

En dos cucharadas de chía hay doce gramos de carbohidratos, pero once de ellos son fibra que no es digerida por el cuerpo. La fibra no eleva el nivel de azúcar en sangre por lo cual no requiere insulina para asimilarse así que no podría contarse como un azúcar. El contenido real de carbohidratos por lo tanto sería sólo de un gramo, lo que es muy bajo. Gracias a su fibra especial, las semillas de chía pueden absorber de diez a doce veces su peso en agua convirtiéndose en una sustancia parecida a un gel que se expande por el estómago, incrementando la sensación de saciedad y ayudando a que se absorba lentamente su comida, de manera que sería un buen aliado para las dietas de control de peso.

Otra de las razones por las que las semillas de chía son tan buenas es por su alta cantidad de antioxidantes. Estos antioxidantes impiden que las delicadas grasas de las semillas se vuelvan rancias. Los antioxidantes son importantes para luchar contra el exceso de producción de radicales libres que pueden dañar a las células y contribuir al envejecimiento prematuro y enfermedades como el cáncer.

Las semillas de chía son muy altas en proteínas de gran calidad.

Contienen alrededor del 14% de proteína, lo que es muy alto comparado con la mayoría de las plantas.

Se sabe que una alta ingesta de proteínas reduce el apetito y las ganas de comer entre horas.

Visto todo lo anterior se puede deducir que las semillas de chía le puede ayudar a perder peso en caso de obesidad.

 

Las semillas de chía son muy altas en ácidos grasos omega-3.

De hecho las semillas de chía contienen más omega-3 proporcionalmente que el salmón.

 

Tienen muchos nutrientes buenos para los huesos.

Por ejemplo calcio, fósforo, magnesio y proteína.

Su contenido en calcio es impresionante, 18 % de la cantidad diaria recomendada en sólo dos cucharadas. Mucho más proporcionalmente que cualquier producto lácteo.

chia2

 

Como tomar las semillas de chía.

Es muy fácil adaptar las semillas de chía a su dieta, ya que tienen un sabor muy neutro y las puede mezclar con casi todo.

Pueden tomarse crudas, mezcladas con zumos, añadidas en cualquier postre o alimento cocinado.

Pueden echarse por encima de los cereales, yogur, vegetales o platos de arroz.

Ya que pueden absorber tanto agua como grasa pueden usarse para espesar salsas e incluso usarse como sustituto del huevo en algunas recetas.

También puedes crear un gel mezclándolas con agua, y una exquisita bebida mezclando un litro de agua con dos cucharadas de chía, zumo de limón y endulzante natural.

Deja un comentario