La Boswellia

esta planta medicinal comúnmente  llamada incienso, también es conocida con el nombre de la resina ” Santa”.

Boswellia resina

 

Hay diferentes tipos de incienso como por ejemplo el incienso de la India (Boswellia serrata) el más conocido y difundido.  Sin embargo como muestran los estudios la Boswellia papyrifera es 10 veces más eficaz.  Se encuentra predominantemente en Etiopía,  Somalia y la Península Arábiga.  Es resinoso y está recomendado para la inflamación de la cavidad oral,  enfermedades intestinales crónicas,  tales como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn (que son enfermedades autoinmunes así como lo es la artritis reumatoide),  para el asma,  para la dermatitis atópica,  así como para las hemorroides.

En forma de pomada para uso externo,  el incienso se utiliza en los procesos inflamatorios de las articulaciones,  el reumatismo o la  artritis,  así como para las fracturas de huesos,  la inflamación de los ganglios y la psoriasis.

El efecto antiinflamatorio del incienso se debe a los ácidos de la Boswellia.  Los procesos inflamatorios se caracterizan por un aumento de la formación de los llamados leucotrienos,  que alteran la actividad del sistema inmune mediante la promoción de reacciones alérgicas e inflamatorias en el cuerpo. Los ácidos de la Boswellia son capaces de inhibir la síntesis de leucotrienos.  También disminuyen la inflamación crónica.

En estudios clínicos se observó que en la artritis reumatoide había una disminución en el dolor,  la hinchazón y la rigidez en las articulaciones de aproximadamente un 60-70 por ciento de los pacientes tratados con incienso.

Fuente: A. Vogel

Deja un comentario